Por: Magaly Martínez

1. El famoso "Word of Mouth" o sea, propaganda de boca en boca. No hay nada más económico: ¡es gratis! Pedirle a sus clientes que mencionen su negocio a sus amigos, familiares o cualquier persona que conozcan. Ofrecerles un descuento (o incentivo), aunque sea mínimo, a cambio de esta referencia.

2. Haga que sus clientes se sientan especiales. Incluya algún regalo de bajo costo.

3. Llevar las tarjetas de presentación SIEMPRE consigo y repartirlas a clientes potenciales. Son una excelente forma de ayudar con la propaganda de boca en boca.

4. Hacer un evento anual e invitar a todos los clientes existentes y potenciales.

5. Mantener una lista de los cumpleaños de sus clientes. Cuando llegue ese día enviarles una tarjeta de felicitación incluyendo algún descuento preferiblemente.

6. Seamos generosos. Es cinco veces más difícil atraer un cliente nuevo que mantener a uno ya existente. Si recibe una queja, acepte el comentario como una crítica constructiva y trate de mejorar en ese aspecto. Si el cliente está molesto ofrezca un descuento o busque alternativas para contentarlo.

7. Preparar panfletos, hojas sueltas y material promocional.

8. Examinemos la competencia, qué hacen y cómo lo hacen y SEAMOS MEJORES!! (Identifiquemos sus debilidades)

9. Anunciarnos en periódicos, revistas, TV, etc. Tenemos que estar en todas partes!!

10. El punto más económico y productivo en el cuál TODOS podemos ayudar es: participar de reuniones, eventos, y foros de intercambio profesional y tener SIEMPRE las tarjetas de presentación a mano y repartirlas.